4/16/2012

Spain: Inmigración a la deriva

Cola de Inmigrantes

De un tiempo para acá es constante el acoso a inmigrantes que deambulan, o vienen y van a sus ‘trabajos’, los que lo tienen, por las calles de Madrid, a la salida del metro, en cualquier plaza, en una calle cualquiera de la capital de España. Se está convirtiendo en normalidad esta formula, desde el punto de vista policial y administrativo. Eso y la cantidad de trámites burocráticos a los que le someten las distintas oficinas de inmigración a los que quieren estar en reglas con los papeles y ampliar su residencia por el trabajo que les mantienen vivos en nuestro país, “estrés, mucho estrés", dinero que no tienen (mandan la mayor parte que ganan a sus familias en el país de origen) y papeles que después no te sirven en un despacho y que te remiten a otro. "Te marean y es un sin vivir; y lo peor, cómo te tratan, esas caras de odio que ponen cuando vas a la mesa del funcionario de turno”, dicen algunos a los que hemos preguntado sobre esta situación, que no viene de ahora por la crisis, “es una practica habitual”, dicen.


Una mujer de color atiende en la barra de un bar madrileño. Photo by Balka Reporter

Hasta la misma policía de Madrid ha denunciado que sigue recibiendo “órdenes y presiones” para detener a sin papeles. Lo propios agentes consideran desmesurado el volumen de detenciones, en febrero en cuatro días arrestaron por este motivo a 370 indocumentados: marroquíes, senegaleses o bangladesíes…

Lo peor es el trato a la hora de acudir a las distintas oficinas de inmigración en España

Está claro que tenemos una profunda crisis económica en nuestro entorno geográfico, está claro que esta crisis la han creado quienes la han creado, está claro que durante la época del boom inmobiliario tuvieron que echar mano de la mano de obra exterior, está claro que había trabajos que antes no los quería nadie, es evidente que en la mayoría de bares y restaurantes de nuestro país trabajan numerosos inmigrantes; es obvio que la asistencia social de los ancianos está compuesta en su mayoría por inmigrantes latinoamericanos: ecuatorianos, chilenos, colombianos, argentinos, bolivianos, peruanos, etc., la misma lengua, los mismos deseos de vivir; y está también muy claro que la gente que reside en España lo que quiere es encontrar un empleo, no delinquir… y que cuando realizan trabajos pagan la seguridad social, del resto también.

La chilena Alexandra, enfermera que atiende a personas mayores en Madrid,  conversa por Skype. Photo by Balka Reporter

Ahora las administraciones públicas no hacen mucho por ellos, primero los traen y luego los echan… Pero no son esclavos, son personas, son seres humanos… Antes los necesitaban, ahora hay que resolverles problemas y no creárselos. En un mundo globalizado la cultura de lo material ha crecido en la perdida de valores… (G.R.)

No hay comentarios: