5/26/2011

Cuatro días después del 22-M

Cartel en solrevolution. Photo by Balka Reporter
#spanishrevolution, cuatro días después de las elecciones del 22-M. Los cerca de 40º que hay en Madrid no han sido impedimento alguno para desplazar la acampada del movimiento 15-M y la plataforma Democracia real ya’ en solrevolution; hay fuentes en la misma plaza que pueden servir para desterrar el calor sofocante de los transeúntes que circulan curioseando en el entorno de la acampada. El movimiento que salió la calle el 15-M aguanta bajo las lonas que cubren de sombra los numerosos puestos de la organización, las personas que lo componen y que trabajan de sol a sol, algunos duermen menos de 6 horas, también. Los comercios y vecinos de los acampados colaboran en darles agua y proveerles de algunas necesidades alimentarias. Han pactado con los comercios,“el domingo nos vamos y dejaremos todo como estaba”. Ya han empezado, muchas de las paredes están limpias de carteles y pintadas.

Talleres de arte. Photo by Balka Reporter
Lloviendo piedras
A pesar de las críticas de un lado y de otro que les están lloviendo como piedras, sobre todo por la falta de propuestas que no se han llegado a concretar, eso dicen algunos observadores, se celebran todos los días asambleas y se vota democráticamente las decisiones a tomar. Los medios de comunicación internacionales siguen reproduciendo todo lo que huele a #spanishrevolution en sus diarios, radios, televisiones o en Internet. Aquí, la cosa se está desacelerando. Los medios nacionales le dedican poco espacio a la información de lo que ocurre en la puerta del Sol, en el kilómetro 0 de España, pero la atención y la admiración de la gente de la calle la siguen teniendo, pese a quien les pese. Esta revolución pacifica ha despertado a muchos que estaban dormidos, y también las ilusiones y esperanzas de otros que ven en este movimiento la posibilidad de reformar el sistema democrático. Las ansias de transformación de una sociedad injusta por otra más equitativa en cuanto a los símbolos de la democracia: el derecho a trabajar, la vivienda digna, la reforma de la ley electoral, la no inclusión en las listas de los partidos de los imputados por corrupción, las hipotecas de los bancos, la crisis que han provocado los mercados financieros, etc. son quizás las propuestas estrella de la plataforma sobre las que se discute. Hay más, pero es verdad que se deben de concretar a partir del minuto y medio que el movimiento abandone la acampada en la puerta del Sol.

Aspecto de la puerta del Sol. Photo by Balka Reporter

Otros pueblos y barrios de la capital celebraran en sus calles y plazas las asambleas de la plataforma a partir de que el movimiento #spanishrevolution abandone la puerta del Sol
  La plataforma se trasladará a los barrios y pueblos de Madrid, celebraran en sus calles y plazas las asambleas del movimiento #spanishrevolution a partir de que abandonen la puerta del Sol. Es lo que se deja transmitir al exterior. Tienen cuidado de que otros hagan mensajes sin que ellos los hayan valorado, y validado; hay mucho contaminador-manipulador en torno a este movimiento que algunos medios se empeñan en descalificar.

Desde el atril, la voz del pueblo. Photo by Balka Reporter

 Debajo de las lonas es donde está el trabajo de la plataforma
 La gente que trabaja debajo de las lonas lo hace bien, tienen organización y cada cual sabe su cometido en el espacio en el que se mueve. Hay bibliotecas, guarderías, puestos de fisioterapia, enfermería, comunicación, archivo y documentación, mantenimiento del respeto, limpieza, cocina, talleres de creación, etc. Todos, absolutamente todos, colaboran en las diversas tareas y misiones que tienen encomendadas desde que amanece hasta que la noche se encuentra con el día.

Cartel en solrevolution. Photo by Balka Reporter
“SOL YA LO TENEMOS, AHORA VAMOS A POR LA LUNA”
Son un ejemplo, son las ideas, #spanishrevolution , ellos, ese movimiento, han despertado a miles de personas en todo el estado español, incluso han traspasado las fronteras. Han pasado las elecciones y ahora les llueven las críticas y les culpan de todos los males. Indignaos empezó mucho antes, Hessel, José Luis Sampedro, Mayor Zaragoza, avanzaron en sus libros lo que había que despertar en la sociedad. La plataforma recogió el guante. No paréis… (G.R.)

Cartel en Sol. Photo by Balka Reporter