2/11/2011

El humor de lo absurdo de un dibujante y humorista gráfico

Emilio Ferrero (Buenos Aires-Argentina) es dibujante, humorista gráfico y libretista que publica a través de Washington Post Writers Group en más de quince diarios de América y Europa, de forma diaria y semanal.
Ahora, con su permiso, el que nos ha dado él, publicaremos en El Globalista Reporter sus viñetas cada viernes de la semana, algo que agradecemos enormemente a éste creador argentino.
Dice Emilio, sobre su vena artística y creadora, que heredó el absurdo (según la Wikipedia, Absurdo es alguien que actúa de acuerdo a un pensamiento lógico y normal y que se aparta de la razón, muchas veces se asocia al humor); en El Globalista Reporter solo vamos a seguir la ruta de Emilio en sus estupendos dibujos, no vamos a entrar en el debate de la ‘Historia, el absurdo y la moral’ de Albert Camus. Nosotros ya somos absurdos, aunque nos faltaba el humor en éste blog. ¡¡Bienvenido Emilio!!
“De chico mi papá tenía un camión modelo 38 que no doblaba a la derecha. Lo usaba para ir a buscar frutas y verduras. A veces pienso en mi viejo dando vueltas a las manzanas para poder girar en ese sentido. No heredé el camión, heredé el absurdo..."  (G.R.)

2/06/2011

La lucha de los árabes por la libertad

«Los contextos de las palabras van almacenando la historia de todas las épocas, y sus significados impregnan nuestro pensamiento y se interiorizan. Y así las palabras consiguen perpetuarse, sumando lentamente las connotaciones de cuantas culturas las hayan utilizado» (Alex Grijelmo: La seducción de las palabras) 


La momia de Mubarak se queda en el Cairo mientras se negocia con la oposición al régimen y, ¿qué es lo que se negocia?
El artículo del diario El País analiza la revuelta egipcia y el previsible cambio que se puede dar en el resto de países árabes, cansados ya del despotismo y la corrupción. Primero fue Túnez al que ha seguido Egipto... El cambio está en marcha y, según parece, nadie lo va a parar. (G.R.)

Policías antidisturbios egipcios frente a manifestantes que rezan en El Cairo. Miles de personas ocuparon las calles en distintas ciudades de Egipto exigiendo la salida del presidente Hosni Mubarak. (Foto AP/Lefteris Pitarakis)
Gracias a Internet y a la televisión por satélite han visto que otro mundo sí es posible, pero sobre todo, porque las revueltas de Túnez y Egipto les han enseñado que no están solos. Que se tienen unos a otros. Se han propuesto darle un vuelco a la historia del mundo árabe. En Túnez han acabado con el eterno régimen del presidente Ben Ali. En Egipto, han puesto contra las cuerdas a Hosni Mubarak, un dirigente aferrado al poder desde hace 30 años. En Yemen, el presidente Abdulá Saleh ya dice que no se volverá a presentar a las elecciones. Argelia ha puesto fin a 19 años de ley de emergencia... Dicen los expertos que esto no es más que el principio. El cambio ha llegado y no parece haber marcha atrás." (ElPais.com)