5/17/2011

Desestabilizados

Muchas nubes en el cielo gris, ni siquiera sabemos quién las conduce, aunque ya ha salido un conductor del metro para establecer el origen de los trenes y el destino de los mismos...
Yo solo quería enfrentarme a la desidia del sistema, culpando a los que han desestabilizado la energía del cosmos. Leí a Hessel 'Indignaos'; a José Luis Sampedro 'Reacciona'; a Federico Mayor Zaragoza 'Delito de silencio'; y creo que muchos de los que deambulan por las calles ignoran quienes han sido y quienes son, y cuales son sus mensajes, y qué es lo que está en juego en esta democracia tan poco libertaria y qué es por lo que hay que luchar ante la opresión del sistema y las crisis permanentes. 
Aquí, parece ser, que otros intentan aprovecharse de las situaciones para que los votos caigan de un lado al sacar las papeletas de las urnas el 22M. Votar hay que votar;  no sirven los votos nulos, ni los abstencionistas, ni los votos en blanco, el sistema proporcional electoral de nuestro país es bastante injusto,  solo favorece a los grandes partidos y potencia el bipartidismo con lo que eso significa. Quedan fuera los pequeños, las ideas probablemente más enriquecedoras de nuestro esquema político; el pensamiento libertario, la cultura que podría acabar con el sistema de corrupción en los parlamentos, en los gobiernos, en los ayuntamientos… Y por ende, con los trajes, con los coches oficiales, con las prebendas y con los hoteles de lujo para algunos que representan política y económicamente a la sociedad.
Hay que cambiar, hay que desnudar las infracciones de los funcionarios de la política. Pero el parlamento debe seguir, es el lugar para el debate político serio, no para que sus señorías debatan sus intereses partidistas…Lo otro, desahuciar la democracia, desvestirla de parlamentarismo, es como volver al fascismo. Esperando están como alma que lleva el diablo…
Prefiero eso, la libertad desde la vida política, con limpieza, con esperanza, sin miedos… No estamos preparados para asumir la libertad individual de no tener gobierno, algo que Henry David Thoreau explicaba literariamente en su libro ‘La desobediencia civil’, “el mejor gobierno es el que no existe…” Creo que soñar y tener utopías nos hace más libres...
Opinión: (G.R.)

No hay comentarios: