12/17/2010

'El Facebook mató a la estrella del blog'

Mark Zuckerberg, de 26 años, creador del Facebook, es el hombre del año de la revista 'TIME'
¿Quién no está en las redes sociales? Esta sería la pregunta más que el hecho de saber que hay cientos de millones de personas que están asociadas a alguna de las muchas redes sociales que existen en el espacio virtual de Internet. Facebook es una de ellas, quizás la más popular aunque otras como Tuenti, Twiter, etc. tienen sus seguidores. Las personas entran y salen lo mismo que salen y entran, las caras nuevas en un perfil van in crescendo, pocos son los que se mantienen en la red con cuatro amigos, en las primera semanas unos te llevan a otros, y así discurre el tiempo hasta que te conformas con los que hay o decides que quieres ser el más ocupado. Para qué sirve todo esto no lo voy a decir yo, cada cual tiene su interés, y son muy variados y diversos los deseos y las búsquedas de cada adolescente, joven, adulto y mayor que usa este medio de comunicación social. Los medios de comunicación, las empresas de todo tipo, la publicidad, todo está ya presente en las redes sociales debido al éxito que tienen. Este año 'Time' la revista más prestigiosa del mundo hizo hombre del año al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, de 26 años.
Hace unos días alguién dejó una carta de despedida en su muro de Facebook, algo así como una desconexión con el medio social. Es muy interesante porque en ella, esa persona expresa lo que le puede estar pasando por la cabeza a mucha gente que navega por internet buscando el elixir de la relaciones humanas.(G.R.)

Página de Facebook

A modo de despedida/ Kit Es Kitiara
Días atrás y en más de una ocasión lo he comentado con mi bloguero favorito; después, no hace mucho, Anyi dedicó una entrada de su blog al mismo hecho:
"El facebook mató a la estrella del blog" podría ser una renovación del famoso "video killed the radio star" y aunque suene a coña así es. La urgencia, el vértigo, la inmediatez absolutamente innecesaria de las redes sociales está anulando nuestra capacidad para sentarnos a reflexionar antes de exponer una idea, para adornarla, para hacerla inteligible. A cambio de esa inmediatez recibimos humo, auténtico humo. Y en medio de ese humo, ruido, es decir: nada. Y digo nada, porque todo ese ruido y todo ese humo me impiden a veces ver el brillo de alguna perla con lo cual la pérdida es doble.
No me gustan las redes sociales, no soy animal social, me importa un bledo si a fulanito le crecen los geranios o menganito va a poner dos vacas en el Belén en lugar de una. A mí me gusta leeros, me gustan vuestros blogs, lo que pensáis y me gusta escribir pero a mi manera, en mi espacio, a mi aire. No aquí.
Todo este inmenso rollo es para anunciaros que a partir de hoy dejaré de asomar la nariz por el Facebook. Sí, ya sé que no es la primera vez que lo digo, pero mis blogs me han amenazado con desaparecer si no les hago ni caso y...ellos ganan.
Mas abajo os anoto mi cuenta de correo y msn, también os dejo las direcciones de mis blogs, en ambos lugares seréis bienvenidos. A algunos de vosotros no hace falta que os lo diga, lo sabéis de sobras. Al resto, se lo digo ahora: no corto relaciones con las personas, sino con el medio. Me encantará veros.
Un abrazo a todos y hasta muy pronto...en cualquier otro lugar.

New York. The generic Facebook face, as reimagined by artists who are also Facebook users. Portraits by Jason Lee

No hay comentarios: