6/17/2009

La Tierra, los conocimientos mínimos que cualquier persona debería tener



La Fundación Nacional para la Ciencia (NSF, según sus siglas en inglés) y otras instituciones de Estados Unidos enumera los conocimientos mínimos sobre la Tierra que cualquier persona debería tener.

"Es importante que cada ciudadano conozca los conceptos fundamentales de las ciencias de la Tierra para poder tomar decisiones informadas y responsables sobre asuntos públicos, desde el cambio climático a la energía, desde los recursos naturales a los riesgos de terremotos", asegura Robert Detrick, director de la división de Ciencias de la Tierra de la NSF.

Los desafíos a los que se enfrenta la humanidad, como la escasez de energía, de recursos minerales y de agua, el cambio climático y otros están relacionados directamente con las ciencias de la Tierra.

Conceptos básicos

1. La corteza oceánica continental es la que está en la superficie y puede tener miles de millones de años de antigüedad. Sin embargo, la corteza oceánica se forma continuamente y se reabsorbe en el manto terrestre que está debajo. En ningún mar tiene más de 200 millones de años.
2. La vida en la Tierra empezó hace 3.500 millones de años en forma de organismos de una sola célula, mientras que los humanos actuales sólo han ocupado el 0,004% de la historia del planeta.
3. La Tierra está activa geológicamente y todos los procesos que tienen lugar en ella son el resultado del intercambio de energía y masa entre los sistemas terrestres. La energía procede originalmente del Sol y del interior de la Tierra.
4. La Tierra tiene un núcleo metálico y las rocas que lo rodean estaban fundidas y se han ido enfriando lentamente para forma el manto y la corteza terrestres. Los átomos de los elementos químicos se combinaron para formar los minerales, que luego se combinaron para formar las rocas.
5. Las placas tectónicas en que se divide la superficie de la Tierra están formadas por la corteza terrestre rocosa y el manto superior y se mueven despacio las unas respecto a las otras a velocidades de hasta 10 centímetros por año.
6. El agua es esencial para la vida en la Tierra. Su combinación única de propiedades químicas y físicas es clave en el funcionamiento de todos los procesos terrestres. Al principio, el agua de la superficie se acumuló procedente tanto del interior como de la captura de hielo extraterrestre.
7. Los fósiles son pruebas conservadas de la vida antigua. Las extinciones de masa ocurren cuando las condiciones generales cambian más rápidamente de lo que pueden adaptarse las especies.
8. Las condiciones geológicas han afectado históricamente y afectan la distribución y el desarrollo de las poblaciones humanas. Los recursos naturales son limitados y los combustibles fósiles son el resultado de procesos de millones de años de duración.
9. El suelo se desarrolla lentamente a partir de las rocas que se van descomponiendo y la erosión del suelo amenaza a la agricultura.
10. Los humanos ya alteramos significativamente todos los procesos superficiales terrestres.

Fuente: (EFE, ELPAIS.com)

6/15/2009

"El arte de perder" un elogio a "la filosofía del batacazo"

“Un canto a esas personas ambiciosas que no dejan de luchar, a pesar de seguir perdiendo…” ¿Una historia de amor tóxico, venenoso, enfermo, o una historia de amor irrepetible? ¿Fruto de las nuevas tecnologías o ligado a las grandes tragedias amorosas de todos los tiempos? ¿Una colgadura irracional, una locura delirante y sin sentido, o una extraordinaria pasión que se sale de los cauces establecidos? Si has vivido algo así o te apetece probarlo...

Son frases, entre interrogantes, de Lola Beccaria para definir el libro de la que ella es autora “El arte de perder’, premio Azorín 2009.

Lola Becaria: ‘Cuando verdaderamente estás enamorado impera el silencio y la palabra no engaña’

Madrid.-La escritora gallega Lola Beccaria (Ferrol 1963), presentó en Madrid ‘El arte de perder’, novela en la que realiza un elogio de la pérdida o, lo que viene a ser lo mismo, de «la filosofía del batacazo» para seguir creciendo. Es una novela de intriga, de amor creado y crecido a través de las conversaciones en un chat en internet, y en cuyas páginas el lenguaje y la palabra como herramienta de seducción tienen un papel fundamental. «La palabra es toda una fuente de seducción que contribuye completamente a la estafa. Cuando verdaderamente estás enamorado impera el silencio y la palabra no engaña. Ya no se dice tanto “te quiero”.

En la ficción, Sara, de 40 años y restauradora de arte, se siente insatisfecha en sus relaciones emocionales y decide utilizar internet para encontrar a un hombre que comparta con ella su modo de ver las relaciones, que busque el amor por encima de todo. Mientras eso llega, Sara queda con todo tipo de hombres a los que conoce a través de internet y con los que queda siempre insatisfecha porque le falta el amor.

«Todo el proceso de escritura empezó por una estadística que oí en un programa de televisión, en el que se decía que el 60 por ciento de las parejas se hacían a través de internet. A partir de ahí me puse un pseudónimo, me hice un portal en internet y conocí a toda clase de gente chateando; gente con la que quedaba y hablaba, y vi que hay muchos engaños y muchas estafas que hieren», precisó esta escritora que trabaja como lingüista en la Real Academia Española. Lola Beccaria es autora además de otros títulos entre los que se encuentran «Una mujer desnuda» y «Mariposas en la nieve». (fuente: EFE)



'El arte de perder’
Sara le escribió entonces:

Hola, Enzo:
Me llamo Sara. Mientras te duchabas, yo a gritos en el chat y tú cantando bajo la lluvia...
Dices que quieres saber de mí. No sé en qué sentido. Pero vamos allá...
Me interesan las relaciones tridimensionales (amor, sexo e intercambio intelectual) o, dicho de otro modo, las relaciones donde trabajan el cuerpo, el corazón y la cabeza.
Me cuesta encontrar a alguien que sea lo suficientemente cabal, culto, sensible y exquisito, y al mismo tiempo lo suficientemente pervertido y jugador como para estimular todas las extensiones intelectuales y sensoriales de mi personalidad múltiple.
Me rompo bastante la cabeza en buscar la felicidad. La real, no la utópica. O sea, la que se puede tocar, que es para mí la verdadera felicidad.
Soy bastante chistosa. Me divierten los diálogos ingeniosos.
Y disfruto riendo.
De tu perfil me han gustado tus ojos de soñador.
Un saludo,
Sara