9/10/2009

'Tengo una pistola', una novela para mentes inquietas que aborda el mundo de una generación virtual

Cascaradenuez, el nick de un joven de veinticinco años que se dedica a diseñar páginas porno y lleva diez años sin salir de casa. Este hikkikomori pasa la mayor parte del día descargando películas y música que nunca llega a ver u oír, duerme abrazado a su ratón óptico para poder conciliar el sueño y únicamente se comunica con el mundo a través de Internet, con la excepción de un atípico psicólogo que acude a su casa para tratarlo sin mucho éxito.

Enrique Rubio explora con grandes dosis de humor y ternura las relaciones con el mundo de una generación que tiene a su alcance todo lo virtual, pero mucho más lejos todo lo real, haciendo hincapié en la sobreinformación y saturación audiovisual a la que estamos expuestos diariamente.




La singularidad de esta obra reside, en primer lugar, en los temas que aborda: psicología, genética y, sobre todo, la tecnología 2.0. En segundo lugar, casi toda la novela se desarrolla a través de Internet, en forma de emails y chats que son reproducidos tal y como habitualmente aparecen en la pantalla del ordenador. Esta hábil apropiación de un formato foráneo al ámbito del libro impreso basta para suscitar el interés del lector. En palabras del autor, la novela presenta "el mundo que ve una persona de mi generación".
En la novela confluyen otras muchas influencias provenientes del cine, la música y la literatura. Entre las influencias literarias y psicológicas del autor caben destacar reminiscencias a Charles Bukowski , Chuck Palahniuk, autor de obras como El Club de la Lucha, y Pedro Jara, psicólogo y autor de la obra de culto La Adicción al Pensamiento, aún no publicada en España. (G.R.)
(En la web www.tengounapistola.com podréis encontrar algunos capítulos de la novela)

No hay comentarios: