9/03/2009

Otra forma de consumir; árboles frutales en adopción

Alonso López es un apasionado de la agricultura ecológica que ha conseguido más de 700 árboles frutales para plantar en su huerta de la Ribera del Órbigo (León) y que ha decidido ‘ceder en adopción’ para que la otras personas puedan disfrutar de sus frutos totalmente naturales y libres de cualquier producto químico.
Desde ciruelos. cerezos, de las más distintas variedades como las cerezas rubí, summit, garrafal de Napoleón y algunas ciruelas reina, claudia verde, angeleno y fortune, entre otras exquisitas del mercado nacional y mundial. Todo sometido a los más estrictos controles que garantizan el producto ecológico que se va a llevar a la mesa.
Pero lo más sorprendente de todo es que Alonso López cede los frutales para que cualquiera pueda apadrinar un árbol, y cualquiera quiere decir que además desde cualquier lugar de la geografía española.
Basta con la firma de un contrato que genera una serie de derechos y obligaciones que se contraen con el propietario del huerto y quienes apadrinan uno o más árboles. La cuota anual que tiene que pagar por estos derechos de recolección, está entre los seis y los 15 euros, dependiendo de la variedad de fruta y con la garantía de que cada árbol producirá un mínimo de diez kilos anuales de sus frutos.

Alonso López también se compromete a que los padrinos puedan probar in situ la fruta en plena temporada, una forma de mantener también el contacto con la naturaleza.
“…nos basta por ahora con las personas, que por el lugar de residencia donde viven no tienen sitio para hacerse su propio huerto ni tiempo para atenderlo, nosotros le brindamos esta opción, que está teniendo mucho éxito” -explicó el agricultor y promotor de esta idea al Diario de León.
Todo un ejemplo a seguir, la agricultura ecológica es una forma de producir sin perjudicar el medio ambiente.

No hay comentarios: