3/03/2009

Jornada deportiva de un presidente



Obama aprovecha una jornada deportiva para acudir a un estadio y presenciar un partido de la NBA, primera vez en diez años que un presidente aparece por ahí, lo que causó una gran conmoción por lo que el juego comenzó con demora debido al efecto del mandatario que disfrutó como una hincha más de la noche deportiva -informa Reuters-. El presidente Obama no quiso perderse el partido de los Chicago Bulls, su equipo favorito, y uno de los partidos más importantes de la liga de baloncesto americana que se celebraba en el estadio de Verizon Center, en Washington D.C. El baloncesto es una de las grandes pasiones de Obama. Es una de la ventajas de ser presidente, que te regalan entradas.

No hay comentarios: