1/04/2009

Una vieja leyenda rusa 'El cuento del gallo rojo'


‘El cuento del gallo rojo’, ilustración

Una vieja leyenda rusa recuerda las consecuencias de faltar a la palabra dada. Gadir edita en España 'El cuento del gallo de oro' (1834), un relato con moraleja bordado por el padre de la literatura rusa moderna, Alexander Pushkin.

El cuento, que recupera las historias moralizantes de la tradición popular, es uno de los ejemplos de cómo Pushkin (1799-1837), pionero del romanticismo local, expresó en papel su deseo de renovar radicalmente la literatura de su país.

El anciano y desesperado rey Dadón se encomienda en la historia a un sabio astrólogo, que le regala un gallo de oro con el don de señalar el origen de todo aquello que pueda suponer una amenaza para su reino.

A cambio, el monarca se ha de comprometer a cumplir, llegado el momento, el deseo de su consejero como si fuera el suyo propio, aunque para ello tenga que renunciar al egoísmo y los caprichos.
La edición de Gadir cuenta con las detallistas ilustraciones que Ivan Bilibin, dibujante y precursor de los Ballets Rusos, hizo en 1907, fascinado por la arquitectura y vida rural del país, e influido por la literatura de Pushkin, el Art Nouveau y el orientalismo.

Alexander Pushkin está considerado el padre de la literatura rusa moderna
En el siglo XX, el moscovita Pushkin inspiró con este cuento una ópera — Bilibin también se encargó de diseñar los decorados para el espectáculo, en 1909— y una película animada.

El carácter polémico y las agrias críticas al gobierno del fundador de la revista 'El contemporáneo', que ahora preside en forma de estatua una concurridísima plaza en la capital de la Federación, le condujeron al exilio en 1820 en el sur de Rusia, aunque el zar Nicolás I acabaría perdonándole por su enorme popularidad.

Hoy es en la tierra de Medvédev uno de los héroes rusos, a la altura de Dostoevsky, Nabokov y Tchaikovsky , a quienes influyó con su apuesta por renovar la cultura rusa a través de la lengua vernácula.

El 10 de febrero de 1837, sólo tres días antes de que otro romántico europeo, Mariano José de Larra, se quitara la vida en España, Alexander Pushkin fallecía tras batirse en duelo con un hombre que había mancillado el honor de su esposa.
Fuente: Elmundo.es

No hay comentarios: