1/20/2009

Un hermoso discurso

Fragmentos del discurso de Gerald Kaufman, miembro laborista del Parlamento Británico, en el debate sobre Gaza celebrado en la Cámara de los Comunes el 15 de enero. 

Fui educado como un judío ortodoxo y un sionista. En un estante de la cocina de mi casa había un bote de hojalata para el Fondo Nacional Judío en el que guardábamos monedas para ayudar a los pioneros que estaban construyendo una presencia judía en Palestina.

[...]

Mis padres vinieron a Gran Bretaña como refugiados desde Polonia. La mayoría de sus familiares murieron a manos de los nazis en el Holocausto. Mi abuela estaba en la cama, enferma, cuando los nazis irrumpieron en su casa, en Staszow. Un soldado alemán la mató a tiros en su cama.

Mi abuela no murió para justificar que soldados israelíes asesinen a abuelas palestinas en Gaza. El actual gobierno de Israel explota despiadada y cínicamente el permanente sentimiento de culpabilidad de los gentiles por la matanza de judíos en el Holocausto para justificar el asesinato de palestinos. La consecuencia que se puede deducir es que las vidas de los judíos son preciosas, pero que las de los palestinos no tienen ningún valor.

Hace unos días, en Sky News le preguntaron a la portavoz del ejército israelí, la comandante Leibovich, por los 800 palestinos que había matado Israel hasta aquel momento (hoy la cifra total es 1.300). Ella contestó inmediatamente que la mitad de ellos eran milicianos”.

Es la respuesta de un nazi. Imagino que se podría haber tachado de milicianos a los judíos que luchaban por sus vidas en el gueto de Varsovia.

Inf: blog 'En este mundo'

No hay comentarios: