8/07/2008

Paul Auster (Nueva Jersey, 1947) Escritor y Guionista


El nuevo libro del autor de "Triología de Nueva York", Paul Auster publica en la editorial Anagrama su próxima novela, "Un hombre en la oscuridad", un fascinante juego literario...

August Brill ha sufrido un accidente de coche y se está recuperando en casa de su hija, en Vermont. No puede dormir, e inventa historias en la oscuridad. En una de ellas, Owen Brick, un joven mago, despierta en el fondo de un foso. Aparece entonces el sargento Serge, que le ayuda a salir. América está inmersa en una guerra civil. Los atentados del once de septiembre no han tenido lu­gar, y tampoco la guerra de Irak. Los Estados Unidos combaten desde hace tiempo, pero contra ellos mismos. Unos cuantos estados han declarado la independencia. Brick no entiende nada. Pero su misión es asesinar a un tal Blake, o Block, o Black, un hombre que no puede dormir, y que, como un dios, inventa en la noche esa guerra que no acabará nunca si él no muere. Aunque no se llama Blake ni Block ni Black, Brill es un crítico litera­rio y puede contarnos una feroz fábula de nuestros días. Y así, en un juego fascinante, se despliegan dos novelas: una reveladora versión de la política americana actual y sus dilemas éticos, mientras que la otra es la «novela fa­miliar» del narrador, donde Brill nos cuenta su propia vida y nos descubre amores, secretos y traiciones.

Paul Auster nació en 1947 en Nueva Jersey y estudió en la Universidad de Columbia. Tras un breve perí­odo como marino en un petrolero, vivió tres años en Francia, donde trabajó como traductor, "negro" literario y cuidador de una finca; desde 1974 reside en Nueva York. Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006 por su carrera literaria.


Paris Hilton responde a McCain

La rica heredera hace una parodia de si misma respondiendo así al anuncio de McCain
Paris Hilton ha entrado en campaña en EE.UU -las televisiones de USA no han parado de hablar del tema- al dar un golpe de efecto al país con un anuncio donde se parodia a si misma y en el que se propone candidata a la presidencia. Todo el follón" se ha desatado a raíz de una fotografía que ha utilizado en un vídeo electoral el senador republicano y candidato, McCainde, de la nieta del magnate hotelero Conrad Hilton. McCain, en su campaña anti-Obama, comparaba al candidato demócrata con algunas de las celebridades consideradas frívolas, entre ellas a la rica heredera. La respuesta ha sido un contrataque de Paris Hilton, en un anuncio que comienza con una voz que describe a McCain como la celebridad más vieja del mundo, con imágenes de la serie de televisión "Las chicas de oro" de fondo; Paris Hilton, ella, se propone candidata presidencial al definirse como "no tan vieja" como el candidato republicano. "Yo solamente estoy buena" dice Hilton.

Paris Hilton 'for president'

8/05/2008

Siete años viviendo en la Terminal esperando el amor que la abandonó

Aeropuerto de Palma
Una mujer alemana de 48 años y a la que se la conoce por lo empleados del aeropuerto con el sobrenombre de "La mujer del gato", lleva siete años viviendo en la terminal del aeropuerto de Sont Sant Joan de Palma de Mallorca esperando a un amor que la abandonó, según cuentan los trabajadores del aeropuerto. Al parecer, Betty, seudonimo que ha utilizado el semanario alemán Bild, había llegado a Palma hace unos cuantos años para trabajar de camarera junto al hombre del que estaba enamorado, tiempo después todo acabó y ella se quedó sin amor y sin trabajo en la isla.
La historia tiene bastante de cinematográfica, y al igual que en la película de Steven Spielberg, The Terminal, aunque el tema es muy distinto, en el film del director estadounidense el protagonista Victor Navorski (Tom Hanks) es un emigrante iraní que queda atrapado en la terminal de un aeropuerto; en el otro caso, en de la mujer alemana, ella espera en el aeropuerto junto a su equipaje, dos maletas y un gato persa del que no se separa ni para ir al aseo, que la vida le traiga un soplo de esperanza, el amor que se perdió... Mientras, Betty recibe la ayuda cálida del personal del aeropuerto mallorquín que le ofrecen comida, bebida y algún que otro cosmético, sobre todo algún tinte para el pelo y disimular sus canas.