11/08/2008

AI pide a Obama que ponga los derechos humanos en el corazón

En enero del 2009 se cumplen siete años desde que los
primeros detenidos llegaron a Guantánamo, donde 395 presos
siguen encarcelados de forma indefinida, lo que ha renovado
las llamadas al Gobierno de EE UU para que cierre la prisión.

Amnistía Internacional ha pedido al demócrata Barack Obama, ganador de las elecciones presidenciales en EEUU, a poner inmediatamente los derechos humanos en el corazón de su gestión de gobierno y a cerrar la prisión de Guantánamo.

AI pide al candidato a ocupar la Casa Blanca que dé pasos concretos en los primeros cien días de gobierno para demostrar el "compromiso genuino" de que EE.UU cumplirá sus "obligaciones internacionales".
La ONG confía que en los cien primeros días de la presidencia, Obama anuncie una fecha para el cierre definitivo del centro de detención de Guantánamo (Cuba).

Asimismo, espera que salga de la Casa Blanca "una orden ejecutiva que prohíba las torturas y otros malos tratos", tal y como los define el derecho internacional, y "que sea aplicable a todos los agentes (del Gobierno) de Estados Unidos".

Amnistía Internacional insta también al próximo gobierno de Washington a crear "una comisión independiente que investigue los abusos cometidos por Estados Unidos en su guerra contra el terrorismo".

"El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, debe distanciarse claramente de la política y las prácticas de detención adoptadas por la anterior administración", afirma la secretaria general de AI, Irene Khan, en el comunicado.

"Millones de personas, así como políticos y dirigentes religiosos de Estados Unidos y del resto del mundo, reclaman esos cambios. Y es hora de que se pongan en práctica".

"Obama debe deshacer el daño causado en el propio país y en el extranjero por las acciones ilegales del Gobierno de Estados Unidos en nombre de la seguridad", señala por su parte Larry Cox, director ejecutivo de AI USA, citado también en el comunicado.

"Las medidas adoptadas por el Gobierno estadounidense durante los ocho últimos años han violado los derechos básicos de miles de individuos, han causado un gran daño a la credibilidad de EEUU en materia de derechos humanos y han tensado las relaciones diplomáticas" internacionales.

AI pide también al próximo presidente estadounidense que impulse medidas políticas que favorezcan el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

El Gobierno estadounidense, dice la ONG, debería ponerse a la cabeza de los esfuerzos internacionales para poner fin a las "atrocidades masivas contra los civiles en lugares como Darfur".

Estados Unidos debería ser también líder a la hora de combatir la violencia contra las mujeres y las niñas donde quiera que se produzcan.

Debería liderar igualmente "el apoyo internacional a los defensores de los derechos humanos y al sistema internacional de justicia en cuyo corazón está la Corte Penal Internacional".

"Aunque las circunstancias económicas dominen buena parte del debate público y la agenda internacional, una de las prioridades debe ser también una agenda de derechos humanos firme y vigilante", informa AI.

No hay comentarios: