10/24/2008

Viajar por Islandia

Islandia, un país moderno y avanzado pero que sigue manteniendo su espititu vikingo y un entorno natural que mantiene intacto su aspecto primitivo. La mayor parte de la población vive en la capital, Reikiavik; la población de Islandia es de 300 mil habitantes.

Diez propuestas para descubrir esta isla Fría, volcánica y legendaria:
1. Es imprescindible el bañador, para disfrutar de las aguas termales, tan necesario como la bufanda. En Islandia hay 126 piscinas públicas. La temperatura en verano no llega a los 20º centigrados, y el invierno la media es de cero grados centigrados. La laguna Azul, a media hora de camino de Reikiaviki, invita a flotar en sus aguas sulfurosas, una experiencia única para el cuerpo en medio del calor y el poder curativo de sus turbias piscinas.

2. El agua de Islandia no es sólo disfrute físico sino también visual. Todo el país está repleto de géiseres, cascadas, fuentes termales y otros fenómenos naturales. Las espectaculares cascadas islandesas de Seljalandsfoss y la de Skogafoss, son dignas de visitar


3. Islandia en coche. Grandes extensiones que se complementan tambien con los viajes de amor por la libertad como Islandia, la capital, Reikiavik, tiene una oferta similar a la de cualquier ciudad europea. El coche es imprescindible si quieres recorrer a lo largo de 1.340 kilómetros el país.

4. Dos acontecimientos superan la espectacularidad del paisaje islandés. Entre los meses de junio y julio, el Sol de Medianoche, ese sol de los países árticos y antárticos visible las 24 horas del día, es la atracción principal. En septiembre, comienza la temporada de la espectacular aurora boreal, ese precioso brillo multicolor que aparece en el cielo nocturno de los países escandinavos.

5. Dormir en granjas. Los alojamientos son muy variados en todo el país y se ajustan a todos los gustos y presupuestos, desde los hoteles tradicionales a los hoteles de verano (internados acondicionados), así como hostales, granjas y cámpings. Las granjas, la cadena Icelandic Farm Holidays, es de lo más pintoresco.

6. La oferta gastronómica islandesa es muy recomendable, por su variedad, el pescado, el marisco, el cordero y el skyr, una especie de yogur de origen vikingo.

7. Islandia es uno de los mejores lugares del mundo para avistar ballenas, especialmente desde abril hasta septiembre.

8. La cultura. La capital islandesa acoge el Museo Nacional, lleno de reliquias del pasado, y la Casa de la Cultura, que contiene piezas como el Edda Menor de Snorri Sturluson, un manual de poética islandés cargado de historias mitológicas, o la Saga de Egill, una de las obras maestras de la narrativa escandinava medieval, escrita en prosa, y cuyo protagonista es el escaldo Egil.
9. Aparte de los mercados de pescado y marisco, imprescindibles en un país que mira tanto al mar, Reikiavik ofrece multitud de lugares donde el visitante podrá disfrutar de sus compras. Una buena idea es acudir a Handverk Og Honnun para adquirir cerámica, vidrio y otras piezas de diseño islandés.

10. En Reikiavik está el barrio más de moda, es el pequeño Distrito 101 y su momento de auge es el viernes por la noche, cuando las calles de esta céntrica zona de unas 20 manzanas están abarrotadas. Tiendas, restaurantes, bares, teatros, galerías. Y la noche se hace especialmente joven y larga cuando la luz del sol no se apaga.
Fuente: El viajero (El País)

No hay comentarios: