10/14/2008

Milan Kundera acusado

Kundera, niega haber colaborado con la policia del regimen comunista de Checoslo -vaquia

El escritor Milan Kundera acusado de haber delatado a un estudiante ante la policia comunista desmiente la información que le implica en estos hechos de cuando él era un joven de 21 años. El escritor, que luego se convirtió en crítico del socialismo, cree que se trata de "un atentado" del Ministerio del Interior.

Milan Kundera, autor de 'La insoportable levedad del ser', denunció en 1950 a un estudiante a la policía comunista checoslovaca, lo que le valió una condena a 22 años de prisión, según la revista checa Respekt.

El autor, el propio Kundera, ha negado los hechos en una entrevista telefónica con la agencia de noticias checa CTK. "Se trata un atentado contra un autor" por parte del Instituto para la Investigación del Régimen Totalitario en Praga, origen del informe que le incrimina, afirma el escritor que ha reconocido conocer a Dvoracek y que el artículo trata un asunto "del que ayer no sabía nada y que no tuvo lugar".

El informe 624/1950, localizado en los archivos del ministerio del Interior, dice así: "hoy hacia las 16.00 horas, un estudiante, Milan Kundera, nacido el 1 de abril de 1929 en Brno (...) Se presentó en este departamento para informar de que una estudiante debía encontrar por la tarde a un cierto Miroslav Dvovácek... Este último, aparentemente, desertó del servicio militar y había viajado en la primavera del año anterior a Alemania, donde había entrado ilegalmente".

Dvoracek fue detenido en el lugar donde había concertado la cita y condenado a muerte, aunque al final se le conmutó por 22 años de cárcel. Durante este tiempo, cumplió trabajos forzados en una mina de uranio, al igual que muchos presos políticos de la época. Su liberación, años después, coincidió con la publicación de su primera novela, La broma, con la que Kundera comenzó a adquirir cierta notoriedad.

Kundera, que tenía 21 años cuando hizo aquella delación, no conocía personalmente al estudiante incriminado, y pretendía hablar de la estudiante que había concertado la cita, no de Dvovácek, según la investigación de Adam Hradilek, el autor del artículo. -Agencias-

No hay comentarios: